febrero 01, 2011

Metamorfosis evolutiva

Los árboles te cuentan un secreto, no querés escuchar?
Chocan y hablan, bailan y revelan. Te relatan la vida desde esa tierra corrompida, donde sus pies se enredan y forjan la eternidad.
Con distintas y varias texturas y formas, cada uno es un mundo que esconde entre su savia, la verdad. Una realidad a la que sólo se llega percibiendo. Con los ojos cerrados y la piel sensitiva, extendés una mano temblorosa hacia la corteza. Es un contacto cálido, que proviene del origen, reviviendo los instintos más puros de nuestro alma animal.
Y ahí estás, conectado con el dentro del mundo; vivo, más vivo que nunca. Expectante, paciente, en paz.
Pasa el tiempo pero seguís ahí, porque ya sos uno más: tus brazos se entrelazaron con los del álamo, tus pies se extendieron hacia la profundidad t tu pelo, ahora de un verde brillante, vuela con el viento.

1 comentario:

Nati dijo...

Los árboles para mí significan vida. Entonces el verde significa vida. Mi habitación está pintada de verde. Aunque cada vez el verde se ve menos. Me estoy encargando de llenarla de mí, escribiendo cosas, pegando cosas.

Los árboles llenan de ellos a lo que tienen alrededor. Con sus hojas, y además con el aire que regalan.
Benditos.

Siéntate a ver el día.